Salenque – Tempestades al Aneto (3.404 msnm)

Decidimos que antes de llegar a Alpes podemos parar en Pirineos, pues hay una ruta que tengo muchas ganas de hacer desde hace años y que nos vendrá genial para aclimatar y “adaptarnos al medio”. La ruta elegida como ya sabéis es la famosa “Salenque-Tempestades al Aneto”.

El viaje comienza el 9 de Julio de 2012, Carlos y yo quedamos en Granada y de ahí para Madrid a recoger a Alex. Un rato de comida, ultimar los preparativos y carretera dirección Benasque.

Paramos a dormir cerca del río y subida a los LLanos del Hospital donde prepararemos nuestras mochilas bajo nuestra única regla… no sobrepasar los 10 kg nunca.

Mochilas listas y bus hasta la Besurta.

Una vez allí tenemos todo el Pirineo por delante.

Es media tarde de verano y según nos contaron en Barrabes la méteo de hoy será buena y la de mañana también para luego por la noche meterse malo. Sin perder tiempo nos subimos hasta Collado Barrancs donde decidimos vivaquear.

El camino es una maravilla, todo muy verde, neveros, montañas increíbles a nuestro alrededor, agua…

Desde este punto el paisaje cambia totalmente a un desierto de piedras y crestas..

Una vez mas, la volvemos a liar… decidimos antes de dormir poner el despertador a las 5 a.m pero Alex lo corta y se queda dormido… Abro los ojos y veo las primeras luces del amanecer.

Nos ponemos en marcha y salimos dirección al collado de Salenque entre un caos de bloques.

 Cuelgo foto aproximada de la aproximación al collado cortesía de Carlos Gallego.

Una vez en el collado encontramos varios vivacs muy buenos pero eso si…llevar un buen esterillo porque el suelo se las trae..

Al principio la cresta no es mas que un trepaero fácil que va ascendiendo poco a poco.

Tras un ratillo de trepes-destrepes llegamos a las primeras dificultades, una placa llamada “la pajarita de papel” que nos hará sacar la cuerda.  La dificultad andará por el IV.

Una vez en la cima, una travesía y se escala la torre donde se encuentra la mayor dificultad de toda la arista, un largo de V “de los de antes” 😉 que con botas nos va hará sudar de lo lindo… menos mal que tiene un par de clavos…

Desde aquí se alcanza la cima de la torre donde montamos reunión y llega un bonito rapel.

Parece que las predicciones vuelven a fallar y empieza a meterse malo…

Continuamos por la cresta y llega un momento en que andamos desorientados y un poco a ciegas.. no llevamos reseña de la arista ni nada y sabiendo que la cosa va a empeorar (según información) decidimos abandonar.. Intentamos volver sobre nuestros pasos y en un pequeño collado decidimos rapelar.. pero eso sí, como los buenos, hacia el lado contrario jajajaja la explicación es que hacia Benasque la roca estaba muyyy descompuesta y no lo veíamos nada claro, en fin… rapel que te quiero rapel…

Una vez en lo que queda de glaciar, travesía y regresamos hacia el Collado de Salenque…

y regreso a Benasque en el último bus…

Una pena, la verdad es que me hubiese encantado completar la ruta pero justo empezaba el viaje y con la méteo así decidimos bajar y continuar el viaje hasta Chamonix. Está claro que debimos preparar mas la escalada…la subestimamos y el Aneto nos pegó en la frente..
 
Nos vemos por las Montañas !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
RESERVA ONLINE